Mapa del Sitio

Contacto SJM

Arica

Juan Antonio Ríos 1100, Arica

+56 582 277004 |arica@sjmchile.org

Antofagasta

Avenida Bonilla 9198, Antofagasta

+5655224171073 | antofagasta@sjmchile.org

Santiago

Lord Cochrane 104, Santiago de Chile.

+56 2 2838 7560 | info@sjmchile.org

Suscríbete a la página

Síguenos

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
Logo SJM - Colores_edited.png

Conchita de la Corte

Protesta sí, pero con respeto

25 de octubre de 2019

No apruebo, avalo ni comparto ningún tipo de violencia o acto de vandalismo. No obstante, desde que llegué a Chile en 2014, me pregunto ¿cómo es posible que la gente tenga tanta paciencia y aguante filas interminables en cualquier servicio -público y privado-  donde, con frecuencia, informan poco y mal? ¿Cómo las instituciones gastan varios cientos de millones de pesos en una obra que apenas modifica un espacio público -como el parque Brasil- y se demora años en entregarse?

 

En esta ciudad, en la que cobrar una pensión es prácticamente una odisea, en la que la mayor parte de los terrenos son fiscales pero vivir lejos del hacinamiento es un lujo, y donde parte de la clase media  habita en campamentos, por citar algunos ejemplos, la rabia tiene que explotar por algún lado. Y ahí comprendo el estallido de la violencia, el resultado de toda esa represión contenida. Insisto, no la aplaudo ni defiendo, pero si ni el sistema educativo ni nuestras familias nos enseñaron a canalizar las emociones y usarlas a nuestro favor ¿qué esperábamos? ¿Qué pretende ese casi 20% de población privilegiada que haga una persona que cobra trescientos mil pesos mensuales cuando sabe que otras, en esta misma ciudad, reciben 300 millones? En el Servicio Jesuita a Migrantes llevamos un año trabajando en la Bonilla, a la altura de la Plaza Bicentenario donde trabajamos con personas, migrantes y chilenas, vulnerables. En una ciudad con tantos recursos, es triste y reprobable.


Así, como bien se ha dicho, el problema no son los 30 pesos del metro, ni el alza de la luz, sino la precariedad donde se está sumergiendo una parte importante de la sociedad. La distribución de la riqueza de este país, y sobre todo de esta región, es absolutamente desigual. Buscamos culpables para todo y con frecuencia, lamentablemente, apuntamos a las personas migrantes. Pero este descontento está causado por un problema estructural y lo hemos repetido en numerables ocasiones distintas personas y audiencias. Nos estamos perdiendo en cosas menos importantes sin ir al origen del problema: la desigualdad.

 

Celebro que la gente esté harta y se rebele. Pero que sea pacíficamente, que prime el respeto recíproco. Debemos preocuparnos los unos de los otros porque, de otro modo, estaremos contribuyendo a mantener esta sociedad que tanto criticamos y no podremos salir de este punto en el que estamos. Para ello, por supuesto, también es necesario el cese de la represión, que se reconozca la crisis profunda que atravesamos y que tomemos acciones concretas que den lugar un diálogo transversal sobre un nuevo pacto social.

Columna publicada en El Mercurio de Antofagasta

Jefa regional Antofagasta

SJM Chile