Mapa del Sitio

Contacto SJM

Suscríbete a la página

Arica

Juan Antonio Ríos 1100, Arica

+56 582 277004 |arica@sjmchile.org

Antofagasta

Avenida Bonilla 9198, Antofagasta

+5655224171073 | antofagasta@sjmchile.org

Santiago

Lord Cochrane 104, Santiago de Chile.

+56 2 2838 7560 | info@sjmchile.org

Síguenos

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
Logo SJM - Colores_edited.png
Buscar
  • SJM

Nuevos afiliados extranjeros al sistema de pensiones aumentaron más de 1.000% en la última década

Emol - "Los niveles de inmigración registrados en Chile durante las últimas décadas no tienen precedentes en su historia". Con esas palabras la Superintendencia de Pensiones comienza un inédito informe sobre la población migrante en el país que actualmente figura en el sector formal del mercado laboral, es decir, trabajadores asalariados que participan del Sistema de Pensiones.


Así, en 48 páginas, la entidad caracterizó demográfica y socioeconómicamente a los extranjeros que trabajan en Chile y, con registros administrativos del sistema de AFP, datos del Seguro de Cesantía y del Registro Civil, expuso la serie de variaciones que se han dado en materia de inmigración, cotizaciones y fuerza laboral en la última década.

En primer lugar, el análisis señala que, según cifras del INE y del Departamento de Extranjería y Migración, el número de extranjeros con residencia habitual aumentó "considerablemente": de 187.008 en 2002 a 1.251.225 en 2018, lo que representa un incremento de más de 500%. Más aún, los extranjeros pasaron de representar 1,3% del total de la población del país a 6,7% durante el mismo período. En ese sentido, destaca que los no-chilenos que residen de forma habitual en el país se cuadriplicaron en 15 años (entre 2002 y 2017), pero que el fenómeno se aceleró notoriamente en 2018. Así, sólo ese año, los extranjeros aumentaron un 67,6% respecto de 2017. "Resulta evidente que el importante flujo migratorio reciente impactará ciertamente al mercado laboral local y en una magnitud no menor. Solo a modo de ejemplo, el total de nuevos afiliados extranjeros al sistema de pensiones en 2018 representó más de 70% del total de extranjeros residentes en el país ese mismo año", advierte la Superintendencia de Pensiones.

Por lo anterior, la entidad recalca que el caso chileno es un ejemplo claro de que "la inmigración puede cambiar de forma imprevista y a un ritmo muy acelerado. Es por esto que se sugiere monitorear su evolución permanentemente, para así poder cuantificar de manera correcta su impacto en la economía y crear políticas públicas que se ajusten lo más posible a la realidad". Los nuevos afiliados extranjeros El documento expone que el número de nuevos afiliados extranjeros ha crecido de manera exponencial desde los inicios del sistema, pasando de una participación respecto del total de nuevos afiliados menor a 1% entre 1981 y mediados de la década de los noventa, a más de 40% en 2018. Si además se considera que una parte importante de los registros "sin información" para el año 2018 son extranjeros en proceso de obtención de RUN -proceso que demora entre 13 a 14 meses-, esta cifra podría alcanzar más de 50% en ese período. Además, revela el estudio, "el aumento del número de nuevos afiliados extranjeros durante la última década ha sido considerable", pasando de 18.590 en 2009 a 208.324 en 2018, lo que representa un incremento de más del 1.000%. Lo anterior, en contraste con lo que se observa en el número de nuevos afiliados chilenos, que ha disminuido de manera progresiva desde 2012 en adelante.

Respecto a la nacionalidad de los nuevos afiliados migrantes que cotizan en las AFP, se recabó que durante la década de los ´80 la mayor parte de los nuevos afiliados extranjeros provenía de Argentina, Bolivia y España, respectivamente. Este escenario cambió drásticamente durante la década de los noventa, donde el número de nuevos afiliados peruanos comenzó a tomar protagonismo, llegando a representar casi un 75% del total de nuevos afiliados extranjeros en 1999.


Si bien Perú sigue siendo la principal nacionalidad de los nuevos afiliados extranjeros durante los años 2000, la importancia relativa de los nuevos afiliados peruanos comienza progresivamente a disminuir hacia fines de la década. Así, se observa una mayor participación de nuevos afiliados bolivianos y colombianos durante la primera parte de la década de 2010. Finalmente, a partir de 2015, destaca especialmente el auge de nuevos afiliados venezolanos y haitianos, los cuales llegan a representar, en conjunto, un 70% del total de nuevos afiliados extranjeros en 2018.

Respecto al género de los nuevo afiliados extranjeros, se observa que durante la década de los ochenta y casi la totalidad de los noventa hubo mayoritariamente más hombres que mujeres. Si bien este patrón se revierte entre finales de los noventa y mediados de los años 2000, de ahí en adelante la proporción de hombres vuelve a predominar, alcanzando 57% y 43% en 2018 para hombres y mujeres. En cuanto al país de origen de los extranjeros que más recursos monetarios aportan a los fondos previsionales, a través de sus cotizaciones al sistema de pensiones, entre 2010 y 2018, destaca el considerable aumento de la contribución hecha por venezolanos y haitianos: desde 2,2% a 25,1% y desde 0,1% a 10%, respectivamente.


Por su parte, los peruanos se mantienen como los que más aportan al sistema (casi 20%). La brecha salarial entre inmigrantes y chilenos Respecto a cómo han evolucionado los salarios de los extranjeros comparados con los de los chilenos, el estudio consigna que el sueldo real imponible promedio de los chilenos aumentó de $624.067 a $815.522 entre 2010 y 2018, lo que representa un incremento de 31%.

En contraste, el salario real imponible promedio de los extranjeros sólo aumentó 4% en este período, pasando de $596.615 en 2010 a $621.579 en 2018. La brecha salarial promedio entre chilenos y extranjeros aumentó de $27.452 en 2010 a $193.943 en 2018, llegando a alcanzar una diferencia de casi $200.000, lo que representa un incremento de más de 600%. Dicha diferencia, de acuerdo a los gráficos del análisis, se exacerba mientras mayores son los salarios de los cotizantes, es decir, mientras más arriba en la distribución de salario por nacionalidad, más grandes son las diferencias de salario en favor de los chilenos.

Así, la brecha entre chilenos y extranjeros de más altos ingresos aumentó desde alrededor de $120.000 en 2010 a más de $400.000 en 2018 (aumento de 226%). En contraste, la brecha de personas “más pobre” se redujo 61% entre 2010 y 2018. ¿Dónde viven? Mientras que en 2010 los extranjeros que figuraban en el Sistema de Pensiones se concentraban mayoritariamente en la Región Metropolitana (64%), Antofagasta (13%) y Tarapacá (8%), entre 2010 y 2018, el número de nuevos afiliados extranjeros aumentó considerablemente en todas las regiones del país. Por ejemplo, el número de nuevos afiliados extranjeros de la Región Metropolitana pasó de 13.048 en 2010 a 125.297 en 2018, lo que representa un aumento del 860%. De forma similar, estos aumentaron de 1.630 a 4.386 en Tarapacá (169%), de 2.684 a 8.868 en Antofagasta (230%), de 630 a 17.166 en Valparaíso (2.625%), y de 146 a 10.040 en Maule (6.777%).

Respecto al caso específico de la Región Metropolitana, si en 2010 las comunas con mayor concentración de nuevos afiliados extranjeros fueron Santiago, Las Condes, Providencia, Recoleta e Independencia, la composición cambió notoriamente en 2018, pues las comunas mas importantes en términos relativos pasaron a ser Santiago (35,1%), Estación Central (5,4%), Independencia (5,1%), Las Condes (4,9%) y Providencia (3,9%).

Publicado originalmente en Emol

2 vistas