Las razones humanitarias son la principal causa en el alza, que en el 2020 alcanzó a 30 mil personas.

Según datos entregados por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y el Departamento de Extranjería y Migración (DEM), 30. 087 personas extranjeras residen en Arica, lo que significa el 11,9% respecto a la población total de la región. Las cifras corresponden a un informe levantado el 2020, en el que Arica figuró como la novena comuna del país con un mayor aumento de extranjeros residentes.

Al respecto, el delegado presidencial Roberto Erpel, señaló que «la concentración de extranjeros en la comuna de Arica se debe principalmente a las posibilidades de entrar al mercado laboral y las oportunidades que la ciudad brinda».

Destacó la relevancia del informe, puesto que permite actualizar cifras locales de las personas extranjeras que residen en la ciudad. «Las estadísticas son importantes para la toma de decisiones, siendo de utilidad para el diseño e implementación de políticas públicas en materia migratoria», dijo.

RAZONES HUMANITARIAS

Para Carlos Figueroa, director de incidencia y estudios del Servicio jesuita a Migrantes (SJM), la población migrante respecto a los últimos tres años, ha aumentado en todo el país y Arica concentra un porcentaje similar de la distribución nacional de la población migrante respecto a la que tenía en el 2018. «En ese entonces, un 2% de la población migrante a nivel nacional residía en Arica y Parinacota, mientras que en el 2020, varió al 2.1%, pasando de 25 mil a 30 mil personas».

Añadió que es importante considerar dos elementos que marcan la migración desde el 2017. «Se aumenta al doble la población migrante que vive en Chile y lo segundo, es que el tipo de migración cambió. El 2017 provenía de Colombia, Cuba, República Dominicana, y desde el 2019, la población venezolana y haitiana fueron las principales, junto con la peruana que es más regular».

Manifestó que el cambio en la composición responde a razones humanitarias, ya que estos países pasan por procesos de desestabilización política y social, con consecuencias en la vida de las personas que los han forzado a migrar. Figueroa señaló que gran parte de la población que llega a Arica lo hace para transitar después a otras regiones del sur del país, «ya sea por razones laborales o por reunificación familiar», puntualizó.

Fuente: La Estrella de Arica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *